Los bienes inmuebles públicos, que en su día fueron un depósito de valor en reserva, se han convertido recientemente en una plataforma que permite una nueva era en el desarrollo social y económico de las ciudades. El patrimonio inmobiliario público ha dejado de ser sólo objeto de valorización en el mercado y ahora acoge iniciativas muy variadas de empresas sociales dedicadas a actividades que van desde la asistencia social innovadora hasta la fabricación digital, pasando por las artes escénicas o la agricultura urbana. El valor de los bienes inmuebles ya no es puramente financiero; ya no se basa estrictamente en una improbable transmisión a promotores e inversores, a menudo inviable y certificada por tasaciones no necesariamente fiables en el mercado actual. En su lugar, los bienes inmuebles públicos han comenzado a albergar nuevas coaliciones urbanas, ofreciendo espacio a emprendedores sociales capaces de promover la innovación social y económica que se traduce en los beneficios colectivos de la regeneración urbana. La transición que se está produciendo en la actualidad plantea bastantes cuestiones que atraviesan diversas disciplinas y sectores de la administración pública aún no acostumbrados a trabajar juntos. Este documento trata de abordar estas cuestiones empezando por el fracaso de las formas convencionales de desarrollo de activos inmobiliarios públicos. A continuación, examina las nuevas formas participativas y su evolución, y pasa a explorar el reto de la producción y el papel del conocimiento y la cultura. El último párrafo esboza brevemente las políticas de apoyo a las iniciativas actualmente en curso.

Cómo el patrimonio inmobiliario público puede servir a la regeneración urbana : algunas lecciones desde Italia.

EZIO MICELLI
2022

Abstract

Los bienes inmuebles públicos, que en su día fueron un depósito de valor en reserva, se han convertido recientemente en una plataforma que permite una nueva era en el desarrollo social y económico de las ciudades. El patrimonio inmobiliario público ha dejado de ser sólo objeto de valorización en el mercado y ahora acoge iniciativas muy variadas de empresas sociales dedicadas a actividades que van desde la asistencia social innovadora hasta la fabricación digital, pasando por las artes escénicas o la agricultura urbana. El valor de los bienes inmuebles ya no es puramente financiero; ya no se basa estrictamente en una improbable transmisión a promotores e inversores, a menudo inviable y certificada por tasaciones no necesariamente fiables en el mercado actual. En su lugar, los bienes inmuebles públicos han comenzado a albergar nuevas coaliciones urbanas, ofreciendo espacio a emprendedores sociales capaces de promover la innovación social y económica que se traduce en los beneficios colectivos de la regeneración urbana. La transición que se está produciendo en la actualidad plantea bastantes cuestiones que atraviesan diversas disciplinas y sectores de la administración pública aún no acostumbrados a trabajar juntos. Este documento trata de abordar estas cuestiones empezando por el fracaso de las formas convencionales de desarrollo de activos inmobiliarios públicos. A continuación, examina las nuevas formas participativas y su evolución, y pasa a explorar el reto de la producción y el papel del conocimiento y la cultura. El último párrafo esboza brevemente las políticas de apoyo a las iniciativas actualmente en curso.
File in questo prodotto:
Non ci sono file associati a questo prodotto.

I documenti in IRIS sono protetti da copyright e tutti i diritti sono riservati, salvo diversa indicazione.

Utilizza questo identificativo per citare o creare un link a questo documento: https://hdl.handle.net/11578/320210
Citazioni
  • ???jsp.display-item.citation.pmc??? ND
  • Scopus ND
  • ???jsp.display-item.citation.isi??? ND
social impact